+52 (222) 230.5857 miasesor@interfranquicias.mx

Les saludo con gusto!

En la pasada entrega les platiqué acerca de las preguntas mínimas que nos debemos hacer como dueños de marca, para tomar la decisión de franquiciar la misma, y revisamos los dos primeros aspectos para analizar en ese proceso; hoy retomaré el tema desglosando breve pero puntualmente los otros dos aspectos que considero esenciales para tomar buenas decisiones al respecto. ¡Iniciamos de una vez!

Recursos existentes y valores empresariales a transmitir

Cualquier empresa que empieza a tener éxito y demanda de sus productos se convierte en buena candidata a franquiciar, y aunque muchas marcas quieren hacerlo a la brevedad, esto no es siempre aconsejable; el nivel de madurez que debe tener preferiblemente tu marca antes de dar el paso de franquiciar, debería de contar con lo mínimo siguiente:

-Una marca definida en nombre, slogans, recetas, fórmulas e imagen del producto o servicio que brinda.

-Un nicho de mercado y preferencia del consumidor al producto o servicio; que el público te perciba como una marca diferenciada y te busque por ello.

-Un tiempo razonable de operaciones como empresa exitosa y números más negros que la noche, durante los últimos tres a cinco años.

-Que tu marca, aparte de tener un punto de venta central (oficina matriz) tenga también cuando menos dos a tres sucursales ubicadas en entornos varios, para poder medir las variables de consumo y aceptación de mercados de tu producto o servicio.

-Que en estas sucursales y matriz puedan repetirse los mismos procesos de producción, distribución y administración de forma sistemática; que las únicas variables aceptables se enfoquen en proveedores o ingredientes locales, y que se puedan adaptar de una manera sencilla a otras localidades.

Con todo esto como recurso existente, el próximo paso saludable será reafirmar en la empresa, los socios, y todos los que toman decisiones en ella los…

Valores empresariales a transmitir

Ética. ¿Nuestro negocio realmente es tan sano? ¿Tan bueno? ¿Tan rentable para los inversionistas? ¿Es realmente una fuente de ingresos libre de vicios financieramente hablando? ¿Se lo recomendaría a un familiar o a un amigo?

Honorabilidad. ¿De verdad quiero compartir esto con terceros? ¿Lo puedo mostrar orgullosamente a connacionales y extranjeros? ¿Qué tan auditable es? ¿Aumentaría el prestigio profesional propio, de mis socios y colaboradores, y de mis futuros inversionistas el portar mi marca?

Honestidad. ¿Reconozco mis fallas? ¿Sé en qué posición de mercado me quiero ubicar?  No soy perfecto, ¿me dejaré asesorar? ¿Me quiero capacitar para ser un franquiciante de excelencia?

En este punto, es muy importante reconocer que los dueños de marca no son sabelotodos, y que reconocen la necesidad de ser apoyados por profesionales que les llevarán de una manera menos rasposa y más sistemática y ordenada al buen puerto de constituir una marca franquiciante exitosa, estos profesionales son conocidos por estos mundos como:

                                        Despachos consultores de franquicias

Entre varias labores, el despacho consultor y su personal están capacitados para desarrollar en conjunto con tu marca, y de forma totalmente profesional, puntos torales para tu empresa como los siguientes:

*Diseño de imagen corporativa de tu empresa, así como de tus marcas, submarcas, slogans, herramientas comerciales de venta de franquicias, material pop, etc. Así como la asesoría sobre protección de marcas, confidencialidad de recetas, procesos de producción, secretos comerciales y como registrarlos ante  instancias como el IMPI.

*Universo Legal de tu marca: contratos de franquicia, y de distribución de marca, documentación legal comercial y administrativa, con todos sus alcances. Separación legal del dueño de marca de la operadora de franquicias, estrategias legales de vinculación y salida en tratos con franquiciatarios, etc.

*Integración correcta, ordenada y sistemática de la información empresarial que llevará a la elaboración de manuales de operación y procesos de tu empresa, administrativa y técnicamente hablando; recopilación de estadística de medición de tiempos de fabricación, distribución, organización de equipos de trabajo y ordenamiento de la empresa, desde su formación y hasta su madurez.

*Planeación de estrategias comerciales del negocio a franquiciar, en conjunto con la dirección general, determinación, análisis e implementación de las mismas, así como el diseño y evaluación de factores técnicos de la franquicia como modelo de inversión , factores financieros de la franquicia tales como rentabilidad, tiempos de retorno de inversión, determinación de tasas de interés y valores financieros relevantes. Crecimiento local de las franquicias de la marca por zonas y radios de alcance, tiendas propias y franquicias, que mercados abarcar, etc.

*Construcción de planes financieros y de negocio de la marca, determinación de cuota (canon) de franquicias, como se compone y que alcance tiene, determinación de regalías en su caso, cuánto va a la asistencia técnica, a la reinversión directa en el corporativo; diseño de operadora de franquicias, cedis, etc.

*Análisis y decisión ejecutiva sobre la presencia comercial de tu marca, tales como: ¿modelo de franquicia? ¿Que conviene? ¿Dónde ubicar la marca? ¿Plaza comercial? ¿Pie de calle? ¿Stand-alone? ¿Córner? ¿Área de comida rápida? ¿En casa? ¿Comodato de mobiliario y equipo? ¿Franquiciatario ausente o presente? ¿Socio inversionista? ¿Cuánto quiero invertir en branding? ¿Cuánta visibilidad quiero de mi marca? ¿A cuántas expos quiero ir? Diseño de Stands, banners y material promocional, plan de medios, etc.

*Determinación de los aspectos de factor humano requeridos por la empresa para selección de socios de negocio, diseño de perfil de franquiciatario y de puestos de trabajo en franquicias, diseño de comunicación comercial, protocolos de entrevistas con candidatos, de cómo se promoverá la marca en eventos masivos y exposiciones ante el público en general; factores de selección de prospectos y nuevos colaboradores de la marca, comisariatos en su caso, formación de centros de distribución para servicio de franquicias foráneas, diseño de infraestructura empresarial y del departamento de asistencia técnica de la marca.

 

Todo esto es un muy rápido vistazo del alcance que puede llegar a tener la incorporación de un socio de negocio tan relevante como lo es el despacho consultor de franquicias; siempre será mejor que cuentes con uno de confianza, así como tú médico, abogado o contador de cabecera. Escucha a los emprendedores que han encontrado el éxito empresarial de la mano del suyo. Grupo Interfranquicias es uno de los más prestigiados a nivel nacional, su equipo de colaboradores cuenta con el expertise de carácter nacional e internacional en franquicias y negocios de todos los tamaños y presencias, acércate con nosotros y encontrarás la solución que buscas en este tema. Y no sólo con nosotros; conoce la forma de trabajo de cuantos consultores quieras verificar, para que encuentres con quien te sientes más cómodo.

Bueno, después de estas palabras del patrocinador, me referiré a algo que no es menor, y que va de la mano de todo lo anterior: tú, como empresario exitoso, nunca debes de perder la:

Capacidad de asombro 

 No olvides que:

-Siempre hay una nueva manera de hacer las cosas.

-Nunca se debe dejar de aprender. Capacítate constantemente. Abre grandes tus ojos y tus oídos, pero no te dejes enredar por gente que te alaba solo por quedar bien contigo.

-Siempre hay algo de positivo en los fracasos.  No soslayes nunca la experiencia y la percepción de la gente de tu alrededor. Nunca se ha forjado un marino experimentado en aguas tranquilas.

-Reconoce que no eres ni el centro del mundo, ni el sabelotodo universal. Delega en manos capaces, confía en el talento que está contigo, tus capacidades como empresario deben ir enfocadas a la creación de estrategias de crecimiento, y no a resolver la última tuerca y tornillo de tu departamento de producción, ni a estar atrás de la caja registradora del negocio.

-Déjate ayudar, aconsejar y apoyar. Que seas un empresario exitoso con una marca con potencial te posiciona ventajosamente, pero no lo es todo. Tú mismo fijas tus alcances y a dónde quieres llegar.

Conclusión refrescante

Si después de este análisis de la anterior entrega, y el presente, puedes responder la siguiente cuestión afirmativamente…

¡Sí! ¡Quiero franquiciar mi empresa! ¡Y estoy listo para ello!

 

¡Adelante! ¿Cuándo empezamos?

 

No olvides que solo tú decides si das gracias a dios que sea viernes…! Nos leemos en la próxima semana! Recibo tus opiniones en marco@interfranquicias.mx, dame tus comentarios sobre este o algunos temas que te gustaría leer aquí. ¡Hasta la próxima!

Share This

¿Te ha sido útil?

Comparte y ayúdanos a que más gente se beneficie de esta información